Causas que conducen a la desertificación

20 05 2011

Las causas debidas a la acción humana se producen por usos inadecuados y sobreexplotación de los recursos.

Existen numerosas causas que conducen a la desertificación de un territorio entre ellas encontramos las siguientes:

  • Desigual reparto de la riqueza y de la tierra, lo que obliga a la población a concentrarse en determinadas zonas, consumiendo en exceso los recursos, lo que deriva en las siguientes causas:
  • Talas y quemas irracionales de montes y bosques para la expansión de la frontera agrícola y para extracción de leña. Con la deforestación desaparecen los árboles que cimientan la capa fértil de la tierra.
  • Incendios forestales que se producen por accidente o por falta de prevención y precaución. En los países occidentales se ven agravados por el abandono de los campos y su invasión por matorral muy inflamable.
  • Sobrepastoreo (Excesiva carga animal). Cuando el número de animales excede la capacidad límite del suelo (biomasa máxima de herbívoros que puede alimentar por metro cuadrado), se rompe el equilibrio dinámico entre ganado y tierra, la cubierta vegetal del suelo se empobrece ostensiblemente y se desencadenan los procesos erosivos. El viento barre los suelos desnudos de vegetación y arrastra la arena a tierras que inutiliza para el cultivo. Con frecuencia la agricultura, al ocupar zonas fértiles templadas, desplaza la ganadería a zonas marginales y semiáridas. En estos casos, como se trata de tierras frágiles, el pastoreo produce desequilibrios en los suelos, que pierden rápidamente su capacidad productora.
  • Técnicas de cultivo inadecuadas para terrenos con mucha pendiente: falta de curvas de nivel o terrazas.
  • Técnicas agrícolas inadecuadas; laboreo excesivo; uso de maquinaria agrícola pesada, lo cual provoca alteraciones en la compactación, disminuyendo su porosidad.
  • Empleo excesivo o indebido de plaguicidas y fertilizantes inorgánicos causantes del empobrecimiento biológico de los suelos. Los productos químicos afectan a la microflora y la microfauna naturales, destruyendo bacterias e insectos beneficiosos para la agricultura, cuya carencia o escasez disminuye la fertilidad de los suelos.
  • Realización de quemas de rastrojos con el propósito de enriquecer la tierra con cenizas, lo cual, si bien produce alguna forma de mejora del suelo, también mata microorganismos y afecta a la evolución del suelo como algo vivo.
  • Desarrollo de sistemas y métodos de riego inadecuados, causantes de procesos de salinización. Las sales solubles, particularmente si están en exceso, producen efectos perjudiciales en las plantas. Este fenómeno puede producirse por el uso de aguas excesivamente salinas en suelos de buena calidad o, al contrario, por el uso de aguas de buena calidad en suelos de elevado contenido de sales.
  • Monocultura agropecuaria (falta de diversidad productiva).
  • Trazado y tendido de caminos, actividades mineras, prospecciones petrolíferas.
  • Condicionantes del ámbito político: ausencia de reglamentaciones para la protección en el uso de los recursos; ausencia de criterios de planificación del desarrollo regional; falta de planificación para el desarrollo industrial; falta de organización y planificación para el desarrollo de actividades turísticas y de recreo.

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: